El relevo

Hoy ha sido un día muy especial. Unos que se van, otros que vienen. Un reencuentro de toda la familia gilcristiana en la que los hermanos pequeños han recibido a los mayores, que han llegado sin ningún percance. En un pequeño acto de bienvenida, hemos bailado y hemos hecho la entrega de camisetas y el relevo de la yincana final, donde las tribus de pequeños y medianos han entregado las pistas que han ganado para que los mayores continúen la yincana.

El lema del día era, además bastante propicio: “El reencuentro con los hermanos”, donde hemos reflexionado sobre la llegada de la familia de Jacob a Egipto y la reunión con su padre y hermanos:

José enganchó su carroza y subió a Gosen, al encuentro de su padre Israel. Cuando lo vio, se echó a su cuello y estuvo llorando sobre su cuello. Dijo Israel a José: «Ahora ya puedo morir, después de haberte visto en persona, pues compruebo que vives todavía.»

Gn 46, 29-30

Las fotos de hoy las podéis ir encontrando en el siguiente enlace.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *