Minipuntos, indios y climatología

Al habla Juan Martín Belda desde el campamento base, donde permanecemos pequeños y medianos.
Hoy ha sido un largo día amenazado por la lluvia, pero finalmente se ha quedado en cuatro gotas mientras realizábamos talleres resguardados en el comedor.
Tras abrigarnos para la cena encontramos un momento de “furor” en un tiempo muerto hasta el pitido que anuncia la hora de cenar. Niños versus niñas han competido con uñas y dientes demostrando su talento y cultura musical para conseguir los minipuntos que darían la victoria al equipo de las niñas.
Luego de haber repuesto fuerzas tras una suculenta cena, los acampados han luchado por ser la tribu más guerrera  de todas superando las pruebas con las que los duros jefes indios les ponían al límite.
Mientras tanto, 63 de los mayores, contando acampados y monitores, han partido por la tarde en busca de una apacible laguna donde pasar el día de mañana. En estos momentos estarán durmiendo bajo un cielo estrellado a mitad de camino de la Laguna de Barco de Ávila, para mañana a mediodía llegar al destino señalado.
Sin más os dejo unas fotos que os muestren el juego nocturno de medianos y pequeños,otra de la partida de los mayores y una foto que tomé hace una semana de la laguna a la que se dirigen.
Seguimos preparando el día de mañana en el que tendremos una pequeña salida con pequeños y medianos y recibiremos noticias de la marcha de mayores a través de Dani (si la cobertura móvil lo permite).
Un saludo desde Gil García, finalizando el segundo día de nuestra aventura.