Por el buen camino

Ayer estuvimos de marcha, caminando con los pequeños (de 8 a 14 años) hasta la zona de baño que hay en La Carrera. Pasamos el día entre baños, juegos de mesa, pulseras de hilos… y el heladito que compramos en el chiringuito. Llegamos muy cansados y antes de dormir les hicimos otra pequeña velada de humor, para ir pronto al saco.

De Día 6 (Marcha)
De Día 6 (Marcha)

Los mayores han pasado la noche en un hotel de mil estrellas, no sé exactamente dónde porque no han llegado al destino, El Trampal. Estamos a la espera de que lleguen esta tarde y gastarles además una pequeña broma… luego os cuento sobre ellos.

Ayer vencimos a la reina Envidia, y aprendimos lo que tenemos que hacer para que no se nos subleve: la generosidad, aprender a vivir con lo que somos y tenemos. Somos hijos de Dios y Él nos da lo que realmente necesitamos en cada momento. Debemos fijarnos en lo que tenemos no en lo que creemos que nos falta.

“Pues conocéis la generosidad de nuestro Señor Jesucristo,
el cual, siendo rico, por vosotros se hizo pobre
a fin de enriqueceros con su pobreza” 2Cor 8, 9

Fotos del día 6 AQUÍ (a la espera de poner las fotos de la marcha de los mayores)