General

Se cancela Gil García 2020

Lamentamos comunicar que desde la parroquia de Cristo Rey hemos decidido cancelar el campamento juvenil Gil García 2020. A continuación os dejamos con el comunicado de nuestro párroco responsable del campamento, don Juanjo Calles:

“Habiéndome reunido con los RESPONSABLES DEL CAMPAMENTO GIL GARCÍA, Don José Antonio y Doña Marisol, hemos decidido, tras consultar con responsables institucionales de tiempo libre de la Junta de Castilla y León, la CANCELACIÓN DE LA CELEBRACIÓN DEL CAMPAMENTO GIL GARCÍA 2020 por motivos de PRUDENCIA y RESPONSABILIDAD. Os invitamos a todas las familias y a los acampados “gilgarcianos” a aceptar esta decisión por el bien todos y a seguir rezando para que los efectos de esta pandemia puedan llegar a ser controlados y erradicados. A los jóvenes que este año tendríais que “graduaros”, si Dios quiere, el próximo año tendréis la oportunidad de celebrar por todo lo alto vuestra fiesta de graduación”

Esto no es un adiós, es un hasta el año que viene. Cuando volveremos con más fuerza y con ganas de seguir celebrando el amor de Dios en nuestra vida en estos días de campamento

VIDA

No me acostubraré a lo impresionante que es ver tantas familias juntas el último día del campamento. Tampoco a la sensación de profunda alegría mezclada con cansancio que siempre aflora al final del campamento. Es una sensación que solo tengo una vez al año.

Para un monitor, el campamento es un fármaco contra cualquier problema (se olvidan) y una ayuda tremenda para conocerse a sí mismo y el poder de trabajar en equipo. Esa es la experiencia básica que escuchamos todos los años cuando hacemos la reunión de revisión del campamento. Una oportunidad para no mirar nuestro ombligo durante unos días en medio del verano. Nos salva.

En cambio, a sus servidores la Sabiduría los libró de sus fatigas. Ella al justo que huía de la cólera de su hermano le guió por caminos rectos; le mostró el reino de Dios y le dio el conocimiento de cosas santas; le dio éxito en sus duros trabajos y multiplicó el fruto de sus fatigas, le asistió contra la avaricia de sus opresores y le enriqueció. Le preservó de sus enemigos y le protegió de los que le tendían asechanzas; y le concedió la palma en un duro combate para enseñarle que la piedad contra todo prevalece.

Sb 10, 9-12

Os invito a compartir las fotos que tengáis de ese día en el álbum compartido: